CÉSAR RUIZ

Hace dos años, me enfrenté a la decisión más difícil que me ha tocado tomar al día de hoy. El 13 de agosto de 2018 me sometí a una cirugía bariátrica. Nunca había estado internado en una clínica, y; mucho menos, me había sometido a algún tipo de operación por lo que lógicamente tenía miedo.

Pero el miedo no sólo era por la misma operación, sino también porque ese día sería el día en que cambiaría mi vida con un giro de 180 grados. Tengo que agradecer que esta decisión la tome, con el Dr. Fernando Schiaffino, de los mejores cirujanos bariátricos que tenemos en Perú. Créanme, no exagero.

La operación, acompañada con una buena alimentación y terapia (tenemos que entender que la obesidad es una enfermedad), son un éxito y así debe ser tomado. Yo lo complemente con el deporte.
 

Izquierda, hace aproximadamente un año 2018; derecha, aproximadamente un año después, 2019. 133 kilos versus 85 kilos, casi 50 kilos se diferencia entre cada foto.

Quien piense que opte por el camino fácil al operarme, no entiende de sacrificios y de cambios de estilo de vida que esto implica.
Finalmente, creo que cada quien sabe cómo lograr este tipo de metas, lo único que puedo decir es que, sea cual sea la forma, el final siempre llegará a través de decidir cambiar.
 

Regresar

¡No te quedes con la duda!